Friday, Nov 17th

Last update:08:42:27 PM GMT

Últimas Noticias:
Esta Viendo: ARTICULOS MOLINERÍA El Sasor
jSharing - JA Teline III

El Sasor

Correo electrónico Imprimir
Valoración de los usuarios: / 15
PobreEl mejor 

El sasor se utiliza para la clasificación de las sémolas y semolinas luego de la trituración, separa las partículas de salvado para obtener un producto con bajo contenido de cenizas, clasificado y limpio. Esto es muy importante en la molienda de trigo duro. La limpieza se hace también para obtener buenas sémolas comerciales, así como semolinas y para aumentar el rendimiento cuando se procesan harinas con bajo contenido de cenizas, obteniendo una mejor calidad.

El sasor clasifica el producto según tamaño y peso especifico, el procedimiento se realiza succionando aire a través de un tamiz, de abajo hacia arriba, esto hace que se forme una capa de producto lográndose así la limpieza.

De la sémola gruesa se desprenden la semolina y el salvado y partículas muy pequeñas de germen, que se separan en los tamices por las salidas de los rechazos. El salvado que puede estar flotando es aspirado y separado evitando que se mezcle con el producto limpio. El rechazo superior recoge el salvado fino, el resto de rechazos se compone de los productos más pesados. El producto tamizado va al canal colector, los productos más finos y más limpios caen en la parte de la entrada y en la salida lateral las partículas más gruesas y sémola no totalmente limpia.  Para separarlas el canal colector lleva dos canales con compuerta de retención.

Para el cribado se emplean telas de nylon o poliéster. Un cepillo mantiene limpias las telas. En algunos casos se usa un sistema de golpeo con bolas de goma.

La salida posee compuertas de regulación para permitir que los rechazos salgan por separado o juntos. El lado de las salidas tiene varias puertas, la superior para la salida de aspiración, la del medio para sacar los tamices y la de abajo para comprobar el rechazo de los tamices.

  • Es importante que el producto fluya al sasor de manera continua.
  • El producto debe extenderse uniformemente sobre todo el ancho del tamiz.
  • La enteladura debe estar muy bien tensada en el marco para que permita que el aire penetre regularmente.
  • El cuerpo de tamices debe estar nivelado para que la sémola sobre los tamices no se vaya hacia atrás.
  • El caudal de aire que entra desde abajo a través de los tamices debe ser regulable, para que la longitud del cuerpo de tamices mantenga regularmente una capa de producto importante debido al peso del aire.
  • El caudal total del aire también debe regulable.

El sasor básicamente son dos grupos de tamices paralelos, cada grupo con 2 ó 3 pisos de tamices, cada piso con 4 tamices.

El doble cuerpo de tamices es así mismo una construcción metálica ligera que tiene tres puntos de suspensión con amortiguadores de goma, para que la superficie de los tamices sea plana y el movimiento del producto sea continuo y sin golpes. Posee una excéntrica para su accionamiento la cual incorporada al armazón con regulación de la carrera.

En algunos casos poseen motores vibradores, aunque la carrera es algo más pequeña y el cuerpo de tamices debe tener un armazón con elementos antivibratorios.

Bibliografía: ROHNER, A. W. (s. f.): Mecánica para molineros, Madrid.